Materiales

Actividades

Recogemos algunos materiales elaborados por el profesor de religión Pedro Felipe de la Iglesia en su web.

Puedes acceder a sus materiales haciendo click sobre la imagen anterior.

“Mejor contigo”

Presentamos un vídeo para animar la matriculación en clase de religión. Ha sido elaborado por la Delegación Episcopal de Enseñanza de Zaragoza y se titula “Mejor Contigo”.

 

Razones para NO cursar la asignatura de Religión

Reproducimos un artículo publicado por Marcelo Martín en su blog hace algunos meses en el que expone con profundidad, y con una sana ironía, algunas de las razones por las que merecería la pena no elegir la clase de religión en la escuela. Aunque al terminar de leer el artículo, quizá las conclusiones sean otras…

1. Como el problema de encontrar un sentido a la aventura de vivir parece demasiado grueso, lo mejor que podemos hacer es no enfrentarlo de momento, ni clarificar las opciones, ni formarnos para el ejercicio de la libre conciencia frente a las preguntas fundamentales. Total, lo que se impone es ir tirando con lo que la vida nos vaya dando, y no liarnos más.

2. Hemos llegado a la conclusión que se puede comprender cabalmente la cultura y la historia europea sin conocer sus raíces cristianas. El gótico, los temas de la pintura del renacimiento,  las grandes obras de la literatura o del pensamiento, los podemos entender perfectamente sin conocer la tradición cristiana, ni leer la Biblia ¡Faltaría más!
3. Para el logro de una sana convivencia ciudadana, en un clima de respeto y toleranciafrente a la diversidad del mundo globalizado, lo mejor que podemos hacer es pasar sin más de lo religioso, desconocerlo, silenciarlo, obviarlo, actuar como si no existiera. No se necesita conocer el cristianismo y las demás tradiciones religiosas para ser una persona tolerante y abierta, en diálogo con la cultura y las cuestiones de hoy.
4. Para reflexionar sobre los problemas básicos de la ética, tanto a nivel individual como social, no se necesita conocer la visión cristiana, y su fundamentación, ante determinados temas. En realidad, aunque las opciones religiosas de las personas tienen consecuencias en el plano de la vida moral, no requerimos conocer las razones que les asisten, desde la perspectiva de su fe, para formarnos un juicio crítico sobre lo que realmente piensan los creyentes.
5. Hemos llegado a la conclusión que estudiar el hecho religioso, y el hecho religioso cristiano, no es relevante para la formación integral del individuo. Lo educativo debería limitarse a las asignaturas instrumentales, o a aquellas materias que ofrecen un conocimiento racional, objetivo, y comprobable, según el modelo de las ciencias naturales. Dado que la Religión, junto con otras disciplinas de las humanidades, no se someten a ese esquema, lo mejor es, sencillamente, no estudiarlas, y san se acabó.
  
Si después de haber leído esta entrada, nos damos cuenta que no estamos de acuerdo con lo dicho, que no queremos posponer una reflexión seria sobre el sentido y el significado de la vida; que si pretendemos comprender la cultura europea necesitamos conocer sus raíces cristianas; que conocer las diversas religiones es un factor importante para el logro de la convivencia social; que lo religioso está vinculado a la ética, y que si se quiere juzgar a los creyentes, lo menos que se puede hacer es conocer lo que realmente piensan, más allá de los tópicos que repiten noche y día ciertos medios de comunicación social.
Finalmente, si estimamos que la Religión forma parte de la formación integral que la escuela debe ofrecer a los ciudadanos y ciudadanas para que sean plenamente competentes en el mundo de hoy, lo tenemos claro, nuestra opción es apuntarnos en la asignatura, cursar la enseñanza escolar de Religión.
Para los que quieran seguir reflexionando sobre el tema, pueden consultar aquí una cuestión debatida: las diferencias entre evangelización, catequesis y enseñanza escolar de la Religión.
Y tú, amigo lector, ¿Agregarías alguna razón más para no cursar la asignatura de Religión?